Volver a Entornos y plataformas de aprendizaje

Posibilidades educativas de la formación online

Los sistemas de formación online o LMS son idóneos para procesos de enseñanza-aprendizaje que se caracterizan por una formación combinada o semipresencial (el denominado blended learning o b-learning), o que se desarrollan enteramente a distancia (el denominado aprendizaje electrónico o e-learning). Es cierto que ninguno de los dos constituyen el escenario habitual en los centros educativos que imparten Secundaria o Bachillerato, pero no hay que descartar que ocupen un espacio cada vez más importante en las tareas habituales de los docentes en un próximo futuro. De hecho, conviene saber que ya existen en la Comunidad Foral de Navarra enseñanzas impartidas oficialmente a través de LMS como Moodle (véase, por ejemplo, los ciclos formativos que ofrece la Plataforma de FP a distancia de Navarra), y que este tipo de escenarios y plataformas tienen desde hace años una presencia destacada en ámbitos como la educación de adultos, la formación permanente del profesorado, la enseñanza de idiomas cooficiales, la enseñanza de idiomas extranjeros, los centros de recursos para educación especial, etc.

Incluso aunque no compartan la mayor parte de las características propias de las enseñanzas especiales que acabamos de citar, hay muchos casos en que los sistemas de gestión de aprendizaje online (tanto en Internet como en una red corporativa o red de área local) pueden desempeñar un papel de primera importancia dentro de la actividad ordinaria de los centros educativos de enseñanza presencial:

  • Creación de repositorios documentales, bancos de recursos, materiales educativos, etc. para un área o materia, un departamento didáctico o todo un centro escolar.
  • Realización de ejercicios interactivos. Moodle y otros programas semejantes cuentan con diversos módulos de cuestionarios, encuestas y ejercicios tipo “quiz”. Además, estos materiales se pueden reutilizar con gran facilidad.
  • Puesta en práctica de actividades que requieran la utilización de elementos multimedia. La mayor parte de los LMS permiten insertar toda clase de material de audio y vídeo, e incluso hacen posible, a través de módulos especiales, la inserción de actividades diseñadas ad hoc con toda clase de tecnologías interactivas: Flash, Java, etc.
  • Realización de actividades que requieran la utilización de herramientas de comunicación, pues tanto Moodle como otros LMS incorporan de serie (o se les puede añadir) módulos de foros, chat, blogs, correo electrónico, canales o fuentes RSS, etc. Dado que los LMS son aplicaciones que los docentes pueden supervisar hasta sus últimos detalles, se pueden utilizar estos módulos de comunicación sin los riesgos que comporta su uso en entornos más difícilmente controlables.
  • Realización de actividades colaborativas o de cooperación entre estudiantes. La mayoría de los LMS incorporan diversos módulos que permiten trabajar en modo colaborativo: bases de datos, wikis, con el que se pueden crear documentos individuales y de grupo, el de talleres, etc. Incluso hay servicios online, como Edmodo, de enfoque predominantemente social y colaborativo.
  • Puesta en práctica de actividades de profundización, refuerzo, recuperación, atención a la diversidad, educación especial, etc., para lo cual se requiere, claro está, que los alumnos tengan acceso a Internet desde sus propios domicilios. Si se dan tales circunstancias, la posibilidad de ampliar el proceso de enseñanza-aprendizaje al exterior del centro tiene una utilidad indudable, aunque también ciertos riesgos de discriminación tecnológica y exclusión digital, que deben sopesarse con cuidado.
  • Planificación y desarrollo de actividades que necesiten un diseño instruccional preciso y requieran el desarrollo de tareas prefijadas. A través de módulos como las lecciones, los talleres, las tareas y los LAMS (Learning Activity Management System, o Sistema de Control de Actividades de Aprendizaje), se pueden diseñar actividades didácticas de gran complejidad, que movilizan aprendizajes de alto interés pedagógico.
  • Diseño y puesta en práctica de actividades realizadas en el marco de enseñanzas de régimen especial, de educación de adultos, de formación para desempleados, de educación no reglada, de enseñanza del español como lengua extranjera (ELE), etc.
  • Planificación, diseño y realización de actividades de formación del profesorado. Con la progresiva extensión de la banda ancha entre centros educativos, instituciones y particulares, resulta inevitable que gran parte de las iniciativas formativas presenciales vaya evolucionando hacia entornos de formación total o parcialmente en línea. Además, el hecho de que los docentes utilicen cada vez con mayor frecuencia los LMS para su propia formación acaba redundando en la mejora de su capacitación para desempeñar un papel activo como generadores de contenidos y profesores online.

Gracias a su capacidad para albergar todo tipo de contenidos (texto, materiales hipertextuales, imágenes y gráficos, elementos multimedia, objetos digitales educativos y hasta cursos completos procedentes de otras plataformas), en un LMS es posible ubicar toda clase de actividades formativas, repositorios de documentación y materiales educativos (programaciones, textos, material de consulta, enlaces, bibliografía), documentos de gestión de un centro, de normativa interna, de procesos y sistemas de comunicación entre los miembros de la comunidad educativa, etc. Además, el hecho de que este tipo de plataformas permita la creación de perfiles de usuario con distintos niveles de privilegios, y la posibilidad de utilizar mecanismos de autentificación centralizada, las convierte en utilísimos sistemas de gestión de la formación en línea, presencial y semipresencial de toda clase de organizaciones educativas.

Moodle y otros LMS están construidos sobre estándares de amplio reconocimiento en la comunidad educativa, y permiten elaborar materiales formativos y pruebas de evaluación con arreglo a procedimientos normalizados. Además, su capacidad para la importación y exportación de objetos pedagógicos estructurados y empaquetados de acuerdo con estándares (por ejemplo, IMS y SCORM), favorecen la difusión e interoperabilidad de los contenidos formativos. Aprovechando esta capacidad, cualquier docente puede elaborar un curso en Moodle y construir a partir de él un paquete susceptible de ser importado con gran facilidad desde otras plataformas que soporten el estándar.

La potencialidad de Moodle en un centro educativo queda claramente de manifiesto en esta presentación elaborada por el profesor Vicente Gayarre Latorre, que expone la experiencia del IES Santiago Hernández, de Zaragoza con dicha aplicación:


También puede consultarse la página Usos didácticos, en la sección MoodleDocs (inglés y español), en la que se hace una recopilación exhaustiva de los escenarios de utilización de dicha aplicación.

El concepto de MOOC como evolución de los entornos de formación online

Algunos sistemas y plataformas de formación online basados en LMS están evolucionando hacia el concepto de MOOC (del inglés Massive Online Open Course) o CAEM (del español Curso Abierto En línea Masivo), que propone la liberación de cursos, preferentemente universitarios, de forma gratuita y abierta a cualquier persona que desee registrarse en el entorno y llevar a cabo las tareas propuestas en las actividades formativas.

Este nuevo concepto, a su vez muy relacionado con la iniciativa de Recursos Educativos Abiertos (OER), representa una evolución muy interesante en el concepto de formación online, pues pone en manos de los usuarios la posibilidad de elaborar sus propios currículos, crear rutas formativas personalizadas y construir comunidades de aprendizaje. En aplicación de la filosofía educativa que preside este recurso, los usuarios pueden integrar uno o varios MOOC en su propio entorno personal de aprendizaje (PLE) y constituir así un recurso formativo informal, pero de gran valor y efectividad.

Para estar al tanto de la evolución del concepto de MOOC, nada mejor que consultar la sección de Actualidad del portal Mooc.es. Además, recomendamos la lectura de la siguiente presentación del profesor Joan Fernando Chipia Lobo:


Todavía no son muchos los ejemplos de MOOCs en el ámbito educativo español, pero ya comienzan a verse iniciativas en este ámbito, como por ejemplo la del portal Miríada X, con un nutrido catálogo de cursos.

Compartir en Pinterest

Compartidos
Compartir esto