↑ Volver a La pizarra digital

Uso educativo de la pizarra digital

1. Las virtudes de la pizarra digital en el ámbito educativo.

Desde el punto de vista educativo, la pizarra digital interactiva presenta numerosas ventajas:

  • Es un recurso muy flexible, capaz de adaptarse a metodologías muy distintas, desde las más tradicionales a las más innovadoras, y a distintos estilos de enseñanza y aprendizaje
  • Como heredera de la pizarra tradicional, es relativamente fácil de manejar, lo cual garantiza que incluso los docentes más refractarios a las innovaciones tecnológicas aprendan a utilizarla con poco esfuerzo. Tal capacidad fomenta el interés tecnológico de los profesores, disminuye el estrés ante las innovaciones TIC, refuerza su autoestima y capacitación profesional y favorece la innovación pedagógica.
  • Si el ordenador al que está conectada dispone a su vez de conexión a Internet, la pizarra pone a disposición de alumnos y profesores la mayor biblioteca de recursos educativos concebible: la Red.
  • Permite proyectar sobre la pantalla la información procedente de los periféricos conectados al ordenador (entre otros, cámaras digitales de vídeo, lectores o visores de documentos, escáneres, fuentes de sonido digitales, etc.), lo cual amplía enormemente las posibilidades de uso, pues cualquier entorno o ámbito de la realidad puede utilizarse como material didáctico.
  • La conexión a Internet y el sistema de proyección hacen posible que las comunicaciones a distancia en las que intervienen audio y vídeo (por ejemplo, las videoconferencias), sean utilizadas como recurso didáctico en el aula. Esta posibilidad permite “romper” las fronteras de las aulas y facilita la apertura de estas a entornos de enseñanza-aprendizaje muy diversos.
  • Favorece el aprovechamiento de muchos materiales ya existentes, tanto realizados por los profesores como creados por terceros, como las administraciones educativas y las editoriales: presentaciones, documentos estáticos, páginas web, gráficos, fotografías, ilustraciones, carteles y pósters, animaciones, líneas de tiempo, esquemas y mapas conceptuales, simulaciones, vídeos, películas, etc. En muchos casos, los docentes pueden proyectar sobre la pizarra materiales de una calidad y complejidad tales que serían imposibles de utilizar con medios convencionales.
  • Hace posible la reutilización del esfuerzo docente, pues los materiales y actividades didácticas se pueden crear una vez y utilizar muchas; además, dado que diversos modelos y sistemas contemplan la posibilidad de grabar una clase o acción didáctica y reproducirla de nuevo, permiten la reutilización y el análisis de las improvisaciones que son parte esencial del trabajo docente.
  • Permite los aprendizajes activos de los alumnos, dado que estos pueden utilizarla en todo tipo de tareas: exposiciones, realización de ejercicios interactivos, presentación y evaluación de sus trabajos, celebración de debates, etc. Este aspecto supone un refuerzo muy positivo de la motivación de los alumnos.
  • En muchos casos, representa un ahorro de costes con respecto a las aulas de Informática tradicionales, en las que es necesario un ordenador para cada alumno, o para cada dos.

Finalizamos la página con dos excelentes recursos: en primer lugar, un vídeo de gran calidad, publicado por Educ@conTIC, y a continuación una presentación realmente enciclopédica del profesor Raúl Reinoso; tanto uno como la otra explican certeramente el funcionamiento del dispositivo, los distintos tipos de PDI y las posibilidades educativas de esta tecnología:

2. Orientaciones sobre el uso de la pizarra digital en educación.

A pesar de lo dicho hasta aquí, y por muy atractiva y ventajosa que pueda parecer la pizarra digital, este medio tecnológico no genera por sí mismo metodologías o actividades didácticas provechosas. Por tanto, si se quiere desarrollar todo su potencial, es necesario plantearse su utilización con arreglo a planteamientos pedagógicos adecuados y a criterios de rentabilidad y eficacia didáctica. Sobre ello ha escrito palabras muy sensatas el profesor Antonio Solano en su artículo ¿Pared o ventana?, y en la presentación que lo complementa:


Además, recomendamos la lectura de los siguientes artículos sobre los principios y criterios que deben guiar el uso de la pizarra digital:

3. Recursos sobre pizarra digital.

Sobre pizarras digitales y pizarras digitales interactivas hay cada vez más repertorios de recursos, que no son difíciles de encontrar a partir de búsquedas en la Red. A continuación presentamos unos cuantos que pueden servir de orientación y guía:

Compartir en Pinterest

Compartidos
Compartir esto